BUSCAR EN TAI CHI DEL PARQUE

27.12.12

Crear una flor

Un viejo maestro se levantó una mañana con ganas de complicarle el día a sus discípulos. Luego de la meditación temprana, les dijo - Hoy deberán crear una flor. Esta es una tarea importante en su práctica.

Los discípulos lo miraron extrañados. Mantuvieron el silencio, pensativos. El monje agregó: - Quien cree una flor, deberá comunicármelo y será recompensado. - Los discípulos asintieron en silencio y se dispusieron a realizar sus tareas.

Durante el transcurso del día, el maestro caminaba preguntando a uno y otro discípulo: - ¿Haz creado ya la flor? Todas las respuestas eran negativas. Ninguno de los jóvenes sabía como crear una flor.

Uno de ello, hizo una flor con barro. El maestro dijo: - Eso es barro, no flor.

Otro, dibujó una flor en las piedras de piso del templo. El maestro dijo: - Eso es piedra y tiza, no flor.

Luego de la última meditación del día, el maestro preguntó nuevamente: - ¿Alguien ha creado la flor? Uno de sus discípulos más joven levantó la mano tímidamente y dijo: - Si maestro, yo he creado una flor.

-¿Cómo haz hecho? – Preguntó el Maestro.

- He pensado en ella.


Crea el 2013 que desees! 
FELICIDADES!



20.12.12

Felicidades!

Este sábado 22/12 es la última clase de 2012.

Les agradezco por haber estado presentes este año y les deseo paz, unión y aceptación hacia sí mismos para el 2013.

FELICIDADES!

Marcela Thesz
Tai Chi del Parque

Lleno de gratitud



Creo que cuando un año termina y uno puede estar agradecido a todo lo que va quedando atrás, es que ha sido un buen año.

No puedo decir que 2012 haya sido un año bueno para mí, ni tampoco malo. Ha sido un año, ya casi entero, en el que he vivido con más atención y más presente. Eso hace que este año sea más que otros anteriores y me siento agradecida de no haberlo dejado pasar.

A veces el agradecimiento se siente de tal manera que se convierte en una sensación física que atraviesa el cuerpo y uno tiene la necesidad de hacer algo que exprese ese agradecimiento. 

Por supuesto, escribo para agradecerte a ti que estás leyendo esto, por esta y tantas otras veces que has leído y tal vez leerás lo que escribo. Es tan maravilloso poder escribir sobre la vida que llevo, las cosas que me suceden y que voy aprendiendo y lo digo porque sé que no a todos les es fácil escribir sobre sí mismos. Luego, es tan maravilloso encontrase con personas que leen esto que escribo. Hace unos años, cuando comencé a escribir pensé que no tendría lectores, ahora intento atentamente que no me sea indiferente el hecho de que estás ahí leyéndome y te agradezco que lo hagas.

También me he sentado en mi zafu (almohadón de meditación zen) para estar allí con el agradecimiento, dejando que éste se expanda a toda mi vida y toque todo aquello que ha pasado por mí este año. Y comprendí que estoy agradecida por todo, lo que creo bueno y lo que creo malo, y esa indistinción en mi agradecimiento fue conciliadora, integradora y me permite concluir este año completa en misma y conmigo misma.

El agradecimiento me ha unido con cada pedazo de mi misma que hasta ese momento estaba separado, distanciado o sufriendo y ahora, por lo menos estos días, soy toda una sola.

Agradezco a las personas que asisten o han asistido alguna vez a las prácticas que propongo.
Agradezco a mi familia, mi marido y mi hija que están siempre presentes.
Agradezco a las oportunidades que se me presentan, que son infinitas y no siempre las veo.
Agradezco a la forma en que se dan las situaciones en mi vida, siempre a la larga, me doy cuenta que son para bien.
Agradezco a las emociones que me han acompañado este año: mi querido miedo, la angustia e inquietud, la alegría y la felicidad plena, la sorpresa, un poco de enojo y frustración.
Agradezco a las sensaciones que surgen cuando creo que todo está perfectamente bien y cuando creo que todo (incluso yo) está a punto colapsar. Agradezco la aceptación que a veces llega y la pelea que otras veces emprendo contra esto mismo. Agradezco mi cansancio y mi vitalidad.
Agradezco la paz que siento cuando se que he hecho justo lo que el universo pretendía de mi.
Agradezco las enseñanzas que llegan a mí, son muchas y estoy bendecida por la cantidad de personas con las que transito este camino. Y las cualidades profundas que cada vez son más fuertes en mi: la perseverancia, la compasión, la paciencia y la tolerancia.
Y también agradezco cuando todo eso se a la mierda porque en las crisis aprendo, maduro, reconstruyo y me fortalezco.

Todo parece contradictorio pero no lo es, simplemente vivimos cambiando, sintiendo diversidad de cosas, en un entorno que también cambia y moviliza. Agradezco ser contradictoria y a la vez coherente.

Con esta sensación de agradecimiento en mi cuerpo por todo mi 2012 me uno a todo eso, sin restricciones, sin juicio, siendo una totalidad con todo lo que he sido y de esa manera logro ser bien amplia, cómoda y abierta en mi misma y para mí misma. Y en estos momentos comprendo que todo está tal cual como es y está bien para mi, mas allá de que sea bueno o malo según los criterios habituales de mi mente y no me peleo con nada, soy con todo.

Si puedes agradecer y unirte a ti mismo, ha sido un buen año.

Y mi deseo para el año próximo es que cada uno de nosotros pueda aceptarse cada vez mas tal cual es, pueda unirse a si mismo aun mas y pueda encontrar la paz dentro suyo y a partir de allí pueda dársela a otros.

Como dije unos artículos atrás, comparto mi paz con ustedes. Felices fiestas, buen 2013!



24.11.12

Propuesta


Quisiera que consideres que vale la pena quedarse absolutamente quieto, sentir la tierra bajo los pies, la brisa sobre la piel dejando pasar todo impulso de moverse.

Quisiera que consideres que vale la pena soltar los pensamientos por unos momentos, no para buscar la mente en blanco, sino para saborear en tu cuerpo la misma tierra y la misma brisa que te toca.

Quisiera que consideres que tus emociones no son mas importantes que el canto de los pájaros, el ladrido de los perros o las palabras de las personas.

Quisiera que consideres darle una oportunidad al momento presente, sin intervenir con tus acciones, pensamientos, emociones o palabras. Así tal cual es, es perfecto y tu puedes ser parte de él si te animas.

Quisiera que consideres animarte.

El momento presente es real, todo lo que pasa en tu mente no lo es.

Entiendo que crees que tus pensamientos son muy importantes, pero hasta que no los sueltes un poco no puedes ver que hay otras cosas tan importantes como ellos.

Entiendo que lo que sientes es mucho y fuerte y es muy real, pero sino no sueltas un poco tu apego a sentir todo de manera profunda y fuerte, le quitas oportunidad a tantas otras cosas que se presentan en tu vida e ignoras.

Te propongo unos minutos de silencio y de quietud… unos minutos de conexión con la tierra que te sostiene, ¿te has dado cuenta que la tierra está siempre debajo de ti y es esa resistencia que ella te opone, lo que te sostiene?

Puedes considerar unos minutos de conexión con el cielo? Piensas que el cielo es inalcanzable y por ello no notas que en realidad el cielo te rodea, siempre te contiene y siempre te da su energía, su aire.

Puedes considerar unos minutos con el sol? Con la luna, con las flores? Ten en cuenta lo que hacen por tu vida…

Hay alguien mas allí contigo? Por debajo de todo el ruido, estás tú, el verdadero. Puedes darte al resto de las cosas, así tal cual eres, sin cambiarte ni retacearte? Pues eso que tú eres es lo que necesita el mundo.

No te guardes, no te retacees, no te retengas. Participa en tu momento presente sin hacer, sin pensar, sin intervenir, así la vida fluye y tu con ella, la acompañarás por el camino.



20.11.12

Boxear con nuestras sombras

Por autor anónimo.

“Aquellos que han superado a otros poseen fuerza; aquellos que se han superado a sí mismos poseen fortaleza.” ~ Lao-Tse.


“Una de las cosas más importantes que el tai chi chuan puede enseñarnos es cómo enfrentar nuestros oponente propios, aquellos que viven en lo profundo de nuestra mente subconsciente. Por eso cada mañana me levanto, veo y cuento todos esos oponentes que me visitan en mi forma de tai chi o cruzan mi espada. Y cada noche me alegro de haberlos enfrentado. Algunas veces pienso en los improperios que no pronuncié por debajo de mi respiración cuando cometí un error, y por el contrario, puse mi lengua contra los dientes en el paladar y le di la espalda a las barras de chocolate que miré pero no comí. Y así descubrí porqué los monjes en la antigüedad practicaban tai chi temprano en la mañana.

En nuestras vidas todos tenemos algún tipo de oponente mental, la mayoría de las veces invisible para los demás. Por ejemplo, todos conocemos a una persona que le encanta comer chocolate pero se siente culpable luego de hacerlo. También conocemos aquellas personas que hablan sin parar y que continúan aun sabiendo que nadie las escucha. Ocasionalmente, todos actuamos de la misma manera.

Sólo nosotros mismos podemos ver quiénes son nuestros oponentes en cada momento. Nuestra vida diaria puede verse como una larga forma de tai chi chuan, con un oponente tras otro demostrando sus talentos. A veces ganamos y a veces perdemos cuando no logramos hacer aquello de debíamos hacer. Para vencer a nuestro oponente invisible debemos practicar diligentemente. La próxima vez que nos encontremos con éste, lo venceremos.

Es muy diferente cuando el combate es con un oponente externo. Estos se encuentran ahí en frente nuestro. Los podemos tocar, sentir su presencia aun con los ojos cerrados. Es menos difícil competir con ellos aunque nos hayan dejado moretones y golpes. Es fácil encontrar los puntos débiles de otra persona que probar que uno es el más fuerte. Cuando hacemos esto último sólo demostramos lo débiles que somos internamente, es a lo que se refiere el tai chi cuando habla de no utilizar la fuerza física. El espíritu marcial no se encuentra en combates entre egoístas que desean probar su superioridad frente al otro. Siempre alguien sale perdiendo.

El espíritu marcial real existe cuando tenemos el coraje de enfrentar nuestro oponente invisible y controlarlo. Un ejemplo de una batalla con un oponente interno es decir “este no me va a controlar nunca más, lo conozco y sé lo mal que me siento luego, debo desterrarlo ahora mismo”. Posteriormente nos sentiremos felices al no haber comido las barras de chocolate. Esta es una victoria real porque sabemos que la felicidad viene de comprender una debilidad en nuestra personalidad y corregirla. Hemos logrado levantarnos desde el lodo, ahora podemos brillar y seguir adelante.

Son nuestras ilusiones y apegos aquellos que nos frenan de ver la vida tal como es, a nivel físico y espiritual. Es por ello que al mover al oponente interno fuera de nuestro camino, logramos una mejor perspectiva. Y es así como la espada del tai chi chuan puede cortar definitivamente las ilusiones y permitirnos continuar con nuestro camino.

Conquistar nuestro oponente es de hecho conquistarnos a nosotros mismos recobrando el espacio que habíamos cedido a los malos hábitos. Una vez que estos se fueron, es posible aprender muchas cosas buenas, del pasado, de la familia, de los ancestros. Conquistar nuestro oponente es como soltar aquello que nos ha preocupado durante días, o meses. Eso es lo que en tai chi chuan significa “menos significa más”, donde la práctica pura es invisible. Como un practicante escribió: “La mañana temprano es la primera en ver lo que será visible en el día”.

Y un día, luego de una profunda respiración de energía, nos diremos a nosotros mismos: “Uno por uno reconocí a mis oponentes invisibles y los vencí a todos fácilmente”.”

-----------------------------------
Autor Anónimo
Publicado en “YMAA Newsletter #79”




13.11.12

Navegar hacia uno mismo

Siento una terrible angustia, o miedo, o enojo, o frustración, o impotencia o tristeza, o desolación….

En este momento esa gran emoción inunda toda mi vida. Me siento pequeña, infinitamente apretada y comprimida por esto que siento que me supera. Absolutamente nada mas que dolor, incomodidad y rechazo hacia eso mismo que siento.

Podría escaparme… irme a cocinar, o a correr, o a trabajar, o a charlar con alguien, o a ver tele, o a leer un libro, o a gritarle a alguien, o a hacerme daño. Las vías de escape son tantas…

Pero decido quedarme. Conmigo. En este momento. En este lugar.

Y aquí estoy en este horrible lugar comprimido, oscuro, con feo olor y ruidos molestos que es mi vida en este momento. Aquí estoy.

Respiro: inhalo, exhalo… inhalo, exhalo… inhalo, exhalo.

Realmente es horrible lo que siento, porque no lo entiendo, o no me gusta, o lo rechazo, o me molesta, o me impide seguir, o me demanda frenar, o me implica atenderme, o me implica cambiar, o me implica aceptarlo…. Es horrible y lo único que puedo sentir respecto a lo que siento es rechazo.

Emoción, no te quiero en mi vida!
Pero sigo aquí, conmigo, emocionada. Elijo nuevamente quedarme.

Mientras respiro me recuerdo a mi misma como respirar y elijo estar atenta al aire que entra y sale de mi cuerpo. Cada vez que la horrible emoción que siento me supera, vuelvo a preferir mi respiración. La respiración se convierte en el ancla que me sostiene en este tormentoso mar de emoción amarga.

Respiro y me anclo.

Cada vez que mis pensamientos pesimistas, o negativos, o recuerdos dolorosos, o expectativas irreales o idealizaciones bellas copan mi mente, elijo nuevamente quedarme con mi respiración. Nuevamente mi ancla me salva de navegar a la deriva por la irrealidad de la mente.

Respiro y me anclo.

Con la respiración como compañera este viaje no es tan tormentoso. Y me muevo por lo que me rodea y descubro que no es tan apretado como pensaba y que hay un poco de espacio. Uso mi exhalación para inflar ese espacio y hacerlo mas grande. Concentrada en eso, logro que la compresión que sentía hace algunos momentos, ceda.

Como ya no me aprieta, no es tan doloroso.

Me atrevo a abrir los ojos en lo que creo es un panorama desolador, pero anclada y firme, siguiendo mi respiración descubro que hay otras cosas a mi alrededor que momentos atrás, no creía que fueran posibles. Son cosas simples pero reales. Una taza de café, un escritorio o una cama, una almohada, o el volante de mi auto y mis propias manos.

Está mi cuerpo aquí conmigo, además de mi dolor y mi respiración.

Mi cuerpo es un ancla mas grande. Elijo, otra vez, quedarme aquí conmigo, en mi cuerpo, en este lugar. Descubro que el dolor no ocupa todo mi cuerpo y entonces opto por sentir las partes de mi misma que no duelen tanto o no son tan tormentosas.

Siento mis manos, o mis pies, o mi espalda, o panza, ahí donde respiro, o mi pelo, o mis uñas o mi piel…mi nariz, mis ojos… soy mucho mas que mi dolor. ¡Cuánto mas hay aquí aparte de dolor!

Alrededor mío comienzan a aparecer otras cosas que me doy cuenta, son parte de mi vida. Veo el sol, o el cielo, o la luna, o las estrellas a través de la ventana. Eso es parte de mi vida también. Veo un árbol, o una montaña, o un río o el mar. La tierra y el agua también son parte de mi vida. Escucho a los pájaros, o a los perros, o a las vacas, o a los grillos, o a una canción en la radio, o a una persona hablando lejos. Eso es parte de mi vida también y descubro que todo eso ¡no duele!

Recuerdo lo que soy, quien soy. Recuerdo a mi familia, a mis amigos, a mi casa, a mi trabajo… tal vez algo de eso duele pero me hace dar cuenta que mi vida es amplia y bastante luminosa.

Respiro. Descubro que si abro mis brazos ya no toco los límites de mi espacio. Ahora es amplio, grande, espacioso. Giro a mi alrededor y veo las luces y las sombras. Escucho los sonidos y saboreo los olores que me llegan, algunos ricos, otros aun horribles.

Observo mi  terrible angustia, o miedo, o enojo, o frustración, o impotencia o tristeza, o desolación….

¿Se achicó o yo crecí? No lo sé pero ya no ocupa todo mi ser. Siento que mi vida es mucho mas que eso, y aunque lo llevo conmigo cuando comienzo a moverme, y a veces es una carga pesada, mas pesada es mi ancla, mi respiración, mi cuerpo, que me ayudan a recordar que este espacio es mas amplio de lo que a veces siento

Entonces me quedo con todo eso, con toda mi vida, con la porción dolorosa y además con el sol, y la luna, y las estrellas y el cielo, y los arboles y la tierra, y mi familia y mis amigos, y mi trabajo y mi casa…

Y lo comparto. Este espacio de luz y amplitud que yo tengo y encuentro en medio de mi dolor, lo comparto. Los comparto con todos ustedes que muchas veces que se sienten igual que yo y no saben que hacer. Y los entiendo porque desespera sentirse apretado y comprimido en la oscuridad y sin respuestas. Yo también he estado allí. Así que les doy un poco de mi luz y mi amplitud y no les pido absolutamente nada a cambio.

Respiro y me anclo. Y la luz y el espacio que logro lo comparto con todos los que necesitan luz y espacio en este momento.


Comparte tu espacio y tu luz con otros.
Gracias _/\_





7.11.12

La mente maestra

Por el Maestro Yang, Jwin Ming

La vida puede compararse con caminar en la oscuridad. Nos sentimos inseguros porque no podemos ver el peligro alrededor y tampoco podemos predecir lo que sucederá. Por ello, a veces nos sentimos confundidos, perdidos, con miedo y no sabemos que nos pasará si no encontramos el camino hacia nuestros objetivos.

En el deambular nos podemos encontrar con una luz creada por otra persona que encontró la forma de hacer fuego. Alrededor del fuego podemos vernos entre nosotros y comprender mejor nuestro entorno. Así, seguimos a esta persona iluminada y pronto aprendemos como encender nuestro propio fuego.

Todos poseemos la capacidad de hacer fuego ganándonos los fósforos. Sin embargo, no es sencillo. Para ganar un fósforo debemos conquistarnos a nosotros mismos. Cada vez que conquistamos nuestra pereza y mantenemos la promesa a uno mismo, recibimos como premio un fósforo que nos da la esperanza de luz. Pero el viento sopla fuerte y hace frío en la oscuridad, un solo fósforo es una muy pequeña chance de sobrevivir e iluminar los alrededores.

Aun si el fósforo es una antorcha, tampoco durará mucho. Entonces, para ver mejor, debemos ganar más fósforos. Y no sólo eso, para mantener el fuego vivo debemos buscar madera. Cada vez que encontramos un amigo sincero, es como si encontráramos un pedazo de madera para nuestro fuego. Cuanto más encontremos, más chances tenemos de comenzar una buena fogata.

Muchas personas, debido a su falta de confianza, de coraje o de deseo de conquistarse a si mismos, nunca ganan sus fósforos. Entonces buscan a alguien que ya haya prendido su fuego y así puedan mantenerse calientes. Estas personas necesitan ser guiadas paso a paso. Sin esta guía, continuarán con miedo, confundidas y sin confianza. Muchas de estas personas, incapaces de encontrar alguien que las guíe, se quedan perdidas para siempre.

Ocasionalmente, otras personas, luego de haber encendido el fuego exitosamente, se vuelven egoístas y no quieren compartirlo con otros. Algunos compartirán el fuego aun cuando sea necesario sobreproteger a aquellos que se sienten alrededor del mismo. Por otro lado, muchos iluminados tomarán la oportunidad de abusar de sus seguidores convirtiéndose en los llamados “guías espirituales”. Tristemente, estos se mantienen siempre en un pantano emocional y continúan luchando en la oscuridad aun cuando poseen el fuego para ver. También hay personas que luego de encender su fuego se quedarán en el mismo lugar, en vez de continuar su búsqueda. Están emocionalmente atrapados por la gloria, el orgullo, la riqueza y el poder, y se quedarán quietos hasta el final de sus vidas.

Muy pocas personas llevarán su fuego con ellos y continuarán la búsqueda del camino que los lleva a sus objetivos. Algunas dejarán generosamente algo de su fuego en el camino para que éste brille en la oscuridad y otros lo puedan seguir. Esta clase de caminos iluminados son raros y escasos. Además, si nadie los cuida y pone mas madera en los fuegos, estos se extinguirán y el camino desaparecerá.

Estás perdido en la vida? Confundido, con miedo y desanimado? Te animas a aceptar el desafío de la vida aun cuando estás en la oscuridad y no puedes ver? Aprenderás cómo conquistarte a ti mismo y entonces ganar un fósforo? Este fósforo te dará la posibilidad de encender el fuego hacia el futuro. Podrás construir relaciones con otras personas? Ellas te dirán donde encontrar madera.

Construye tu voluntad. Encuentra un objetivo. Hazte amigos. No dejes que tu fuego se extinga. Si se extingue, tendrás que comenzar de nuevo.

-------------------------------
Artículo original:
The Kung Fu Mind(*)  Por el Maestro Yang, Jwin Ming - YMAA News número 80, diciembre, 2006


(*)El término “kung fu” se utiliza en este caso, no refiriéndose a las artes marciales, sino al significado original del mismo, que literalmente podría traducirse como “desarrollo total” o “maestría”. 



Práctica intensiva de chi kung y meditación

Sábado 10 de noviembre -10 a 17hs.

Un día de chi kung y meditación al aire libre, junto al bosque y el arroyo de Tanti.

La práctica será de armonización de la energía de los pensamientos y las emociones para la alineación de la mente y el corazón y la canalización de la energía del universo a través de uno.
----------------------------------------------------

Lugar: Tanti, complejo Sol de Bach.

Costo: $200 por persona. Atención! si vas con una amiga,  $150 cada una.

Requisitos: confirmar asistencia, imprescindible! Tener movilidad para llegar al lugar.

Qué llevar: reposera o algo donde sentarse, protector solar y gorro, almuerzo tipo vianda y merienda, mate y lo que quieras llevar.

Agenda de la salida:
10 hs. Llegada al lugar.
10.30 hs. Práctica de chi kung y meditación.
12.30 hs. Almuerzo y descanso.
14.30 hs. Práctica de chi kung y meditación.
16.30 hs. Charla y cierre de la práctica.
17.00 hs. Merienda y luego partida.

Consultas y para confirmar asistencia: mthesz@gmail.com – 484 6377 / 156 473 543.

ULTIMO DIA PARA CONFIRMAR: JUEVES 8/11.

1.11.12

Cuando el agua se queda calma



Cuando el alma se queda calma, el fondo también se aquieta.

Cuando el agua se queda calma, la tierra y las partículas que contiene comienzan a descender hacia el fondo. Los remolinos cesan, las olas desaparecen y también el ruido.

El agua puede ser muy ruidosa pero también silenciosa.

Cuando el agua se queda calma, creemos que no fluye, pero si lo hace. Se mueve imperceptiblemente hacia su destino. El agua nunca renuncia, se adapta a todo obstáculo y sigue su camino.

El agua es realmente perseverante, lo logra todo siendo simplemente agua.

Cuando el agua se queda calma, podemos ver a través de ella el resto de la vida que contiene. Quietud no es negativo. Quietud es ver el resto de las cosas aparte de uno.

El agua puede estar muy quieta y apacible o convertirse en un tremendo tsunami. El agua es todas las posibilidades.

Cuando el agua se queda calma, enseña. Nos enseña… si es que buscamos aprender.

Ojalá calmar la mente fuera tan simple como el agua. Si se aquietara, todo el cuerpo se calmaría con ella incluso las emociones. Si se silenciara, reconoceríamos que vivimos en un intenso ruido. Si se focalizara, podría lograr las mayores cosas sin comprometer su esencia. Si se liberara, lograría concebir que todo es posible.

Mente. Agua. Escucha el sonido del agua calmándose dentro de ti.



25.10.12

La energía está alrededor nuestro

Nuestros pies están sobre la tierra. Siempre hay un piso que está conectado con algún elemento hacia la tierra. Nuestro cuerpo está rodeado de aire, otras veces de agua. Siempre estamos contenidos y sostenidos. La mayoría de las veces, no lo tenemos presente.

Cada ser y cada elemento de la naturaleza posee un campo energético, electromagnético, que se mezcla y se relaciona con los otros, armonizándose, cambiando su frecuencia para equilibrarse con el entorno en el que se encuentra.

¿Podemos sentir esta energía? Con la práctica si, comenzamos  a sentir una vibración o una onda en el cuerpo. A veces sentimos calor o algún movimiento involuntario, un temblor. Podemos sentir la energía en las manos o en los pies y a veces moviéndose por el cuerpo.

Si tomamos suficiente atención, podemos aprender a incorporar la energía de universo, cielo y de la tierra y  llevarla a nuestro cuerpo. Esa es una de las bases de chi kung, conectarse con la energía universal y permitir que entre al cuerpo.

La energía es una sola y circula en función de las dos polaridades: yin, yang o negativo, positivo. Es necesaria una diferencia de potencial energético (mas en un polo que en otro) para que la energía se mueva, siempre para suplir las deficiencias y con la intención de constantemente equilibrar los circuitos y campos electromagnéticos.

La circulación energética depende también de una fuente de energía que la genere y la impulse. Estas fuentes de energía pueden ser el movimiento, las reacciones químicas de los nutrientes de los alimentos en el cuerpo, fuentes energéticas naturales como el sol, la luna, la tierra. La fuente de energía mas potente del cuerpo son los pensamientos, sobre todo la intención focalizada.

Hace miles de años los chinos descubrieron que la energía sigue al pensamiento. Esto se refiere justamente al potencial energético de la mente y la capacidad que posee para generar una diferencia de potencial que movilice la energía a donde la mente desea que vaya. Por ello tan importante es aprender a calmar la mente y a direccionarla conscientemente.

Pero también es importante la energía del entorno, ya que en el entorno vivimos y constantemente interactuamos con otros campos electromagnéticos. Dependiendo de donde estemos, con quien y con que estemos, seremos distintas partes de un circuito energético. Podemos ser yin o yang, es decir el polo positivo o el negativo, el que envía energía o el que recibe. Y esto va cambiando constantemente justamente para mantener el sistema en armonía.

No es importante aquello con lo que nos relacionamos, no podemos ir por la vida evitando ser polo positivo o polo negativo. Lo importante es el movimiento, que la energía circule a través de uno, ya que si se estanca, se queda quieta, tiende a desaparecer, a morir. Entonces para que el sistema subsista la energía fluye y encuentra sus canales para fluir, eso quiere decir que nadie puede en realidad dejar quieta a la energía por mucho tiempo. Todo debe seguir fluyendo y así la vida continua.




JUGAR CON ENERGÍA
Práctica de chi kung para aprender a reunir energía, ponerla en movimiento y jugar.

Sábado 27/10 - 15 a 17.30 hs. barrio Chateau Carreras
Costo $100 – Confirmar asistencia!

Es una práctica lúdica en la que utilizamos el chi kung y la filosofía china como base pero en la que intentaremos divertirnos mientras visualizamos la energía y nos movemos con ella jugando. 
Los espero!

18.10.12

Cumpleaños


El 18 de Octubre de 2005, un domingo  a las 10 de la mañana en el Parque Autóctono, comenzábamos la primera clase de Tai Chi del Parque.

Este blog lo comencé en febrero de 2007, con lo cual ya llevo 5 años y medio escribiéndolo.
Muchas cosas han cambiado desde entonces, principalmente yo misma me h transformado y vuelto a transformar unas tantas veces en estos años. No soy nada parecida a la que era el 18 de octubre de 2005 y aun así bastante similar.

Dentro de poco más de un mes también es mi cumpleaños y cada año que pasa pienso sobre lo que ha cambiado y seguirá cambiando.

“Gracias a la impermanencia, todo es posible.” Thich Nhat Hanh.

La esencia de nuestra práctica es el cambio. El tai chi se apoya en los fundamentos de la filosofía china del yin y el yang. Vivimos en una dualidad donde una cosa genera a la otra y la energía transmuta y cambia para preservarse. En la quietud y el estancamiento está la muerte, el dejar de existir. Si el cambio no se da, desaparece.

Con lo cual, a través de los años, cambiamos y bastante. Si puedes mirar hacia atrás y reflexionar sobre lo diferente que es tu vida y tú mismo en comparación con años anteriores, creo que está bueno. Si piensas que todo está igual, debes darte cuenta que es mentira, las cosas cambian a pesar de uno. La impermanencia nos asegura eso: nada es permanente.

Y aun así, mantenemos una esencia que nos identifica. O esa esencia cambia tan sutilmente que no nos damos cuenta. Así que pudo decir que soy totalmente diferente y a la vez igual que antes.

El símbolo del yin y el yang nos enseña eso, los movimientos de tai chi nos enseñan eso. Pasamos de un estado a otro, intentando la armonía que dura solo un segundo y el movimiento continúa para que la energía fluya y circule.  En cada paso está el cambio, hacia adelante o hacia atrás. En cada respiración está el cambio, en cada esfera que tomamos entre las manos y movemos de un lado al otro, hay cambio.

Así que si no hubiéramos cambiado nada,  significaría que no hemos practicado tai chi todos estos años.

Entonces este cambio nos permite un montón de cosas, la existencia de un montón de posibilidades. Y eso es parte de la esencia de Tai Chi del Parque. Cuando comenzamos 7 años atrás, creí que todo era posible respecto a dar clases, ayudar a las personas, crecer y hacer. Y realmente hemos hechos cosas, actividades, salidas, talleres que eran inimaginables y así y todo, existieron y existen. Eso sucedió porque nos permitimos, una y otra vez que todo cambie, que aquello que nos daba seguridad se acabe y comience algo nuevo, nos permitimos probar, jugar, crear, divertirnos, llorar, reír… nos permitimos ser y hacer  lo que surgía hacer.

Hoy día, con cada persona que se acerca al grupo a practicar, intentamos eso, poder ser.

Gracias a las personas que son conmigo en cada práctica y que son conmigo en este blog. Gracias por este camino que compartimos. Gracias a todos por ser tal cual son y abrirse y darse y ser Tai Chi del Parque.



Clases regulares hasta fin de año

Sábados en el Parque de las Naciones – 10 a 11.30 hs. 
Tai chi, chi kung y meditación.
Cerca de la pista de skates, traer algo para sentarse. 

Durante la semana en barrio Chateau Carreras
Lunes y miércoles 18.30 a 19.20 hs. Chi kung.
Martes y viernes 8.30 a 9.45 hs. Chi kung y meditación.
Puede ser una vez o dos veces por semana. Consultar, cupos limitados.

Gracias!

2.10.12

Primavera!


La energía de la primavera, como todas las estaciones según la medicina china, tiene relación, con algunas cuestiones en nuestro cuerpo y con otras cosas de la naturaleza:

  • Su elemento, la madera, color verde.
  • Su esencia es generar, crecer, brotar.
  • Energía en expansión, mucha iniciativa y estimulación.
  • Función energética: mover la energía hacia arriba libremente, como las ramas de un árbol.
  • También busca encontrar los caminos, la forma de atravesar, como las raíces del árbol.
  • Es fuerte, flexible y se adapta. Toma la energía de la tierra y la transforma en nutrición. 
Todo en la primavera es expansión, crecimiento. De la misma manera funciona esta energía en nuestro cuerpo, es la responsable de hacernos fluir de manera expansiva y creativa pero de manera suave, sin exagerar ni llegar a los extremos.

  • Emociones: todas las variedades de enojo: ira, cólera, frustración, impotencia, resentimiento, impaciencia, irritabilidad, intolerancia, quejas.
  • En desequilibrio, posee una tendencia impulsiva, exceso de planificación o indecisión total. 
Por ello en primavera mucha gente se enoja y se pone intolerante. Es simplemente el efecto de esta energía que está presente y que potencia lo propio de cada uno llevándolo al extremo. Hay que tener cuidado con los enojos! Cuando estas emociones quedan estancadas en el cuerpo, enferman.

  • En equilibrio: tolerancia y apertura, capacidad de decisión, autoestima equilibrada.
  • Elemento de la naturaleza: el viento. 
Observen a las personas un día ventoso, verán que se tornan irritables más fácilmente.
Cuando este viento entra al cuerpo, afecta a la energía de la madera y puede causar desequilibrios y enfermedades. Por ello la medicina china nos dice que seamos cuidadosos los días de viento y no estemos al aire libre. Sobre todo se recomienda no practicar qigong ya que hace mas permeable al cuerpo a que ingrese el viento.

  • Órganos del cuerpo: hígado y vesícula biliar y sus meridianos correspondientes.
  • Funciones físicas: promover el flujo de la sangre y la energía, corrigiendo estancamiento o desbordes. Almacenar y regular la sangre, sobre todo para las mujeres ya que influye mucho en el ciclo menstrual. 
Cuando hay un desequilibrio en esta energía surgen diversos síntomas físicos: dolores de cabeza, problemas en el hígado, cálculos en la vesícula, rigidez, cansancio visual, irregularidades en la menstruación, etc.

  • Regula el sistema nervioso.
  • Nutre los ligamentos y tendones, haciendo al cuerpo flexible (o no).
  • Nutre las uñas. 
Observando nuestra flexibilidad y nuestras uñas podemos darnos cuenta si la energía de la madera se encuentra en equilibrio. Tener poco o nada de “medias lunas” blancas en la base de las uñas es signo de deficiencia de energía.

  • Regula los ojos, la visión, la visualización, la perspectiva y la capacidad de ver… más allá. 
Esta energía emerge por los ojos, con lo cual todo problema en los ojos es efecto de un desequilibrio en la energía de la madera. También en lo que no es físico, poder visualizar situaciones, tomar otras perspectivas, ver internamente, etc., son capacidades que se desarrollan cuando esta energía se encuentra en equilibrio.

  • Se expresa a través de los gritos y las lágrimas.
  • Afecta indirectamente al corazón. 
Pensemos en cuando estamos enojados, muy enojados… gritamos o lloramos. Todo desequilibrio de esta energía afectará a la siguiente, la energía de fuego del corazón, con lo cual un desequilibrio de la energía de la madera puede desencadenar también en dolencias del corazón.

  • Nos brinda la oportunidad de crear, de crecer, de vibrar con el momento presente.
  • Nos lleva a progresar, a veces de manera impaciente, apurándonos al tiempo, por ello es importante observarse y fluir acorde al universo. 
Las emociones que surgen en la primavera son una oportunidad de crecimiento, solo debemos buscar mas allá de la superficie del enojo y encontrar lo que nos impulsa, favorecer el cambio y el crecimiento dejando pasar la intolerancia, fluyendo y flexibilizándonos. La primavera nos trae ese aprendizaje.

  • Se corresponde con los alimentos verdes y los pescados (espinaca, manzana, melón, etc.).

  • Ayudan a corregir los desequilibrios los masajes en los ojos y en los pies, sobre todo en el punto H3 que ayuda a calmar la mente, a soltar las emociones de enojo y a relajar los nervios y las tensiones. 
Si sentimos que la energía de la primavera se nos está yendo de las manos es importante trabajar en equilibrarla: consultar a un terapeuta, practicar qigong, ir a una sesión de acupuntura o masajes, meditar. Es responsabilidad de cada uno no dejarse llevar y terminar sobrepasado. Es difícil, pero observándonos aprendemos a curarnos y a prevenir desequilibrios y crisis que afectan a muestra salud.

Feliz Primavera!


27.9.12

Escuchar el ritmo del universo

El otro día, yendo hacia la clase de tai chi en el parque, iba escuchando esta música:

La música me llevaba, no había apuro, realmente podía sentirme fluir con los sonidos que estaba escuchando. Me preguntaba como seria si pudiera tener siempre una música como esta de fondo en mi vida, como en las películas o en las novelas. Si siempre estuviera escuchando una música que me ayudara a fluir, fluiría mas?
Entonces llegué al parque y observando (siempre observo lo que está sucediendo en el parque antes de que comience a llegar la gente a la clase: personas corren, otras caminan, charlan, hay brisa o viento, están los pájaros y los perros) comprendo que allí también había música, distinta a la que venía escudando, pero una unión de ritmos y tonos que podían guiarme nuevamente hacia la fluidez.
Si tuviéramos la capacidad de escuchar al universo y hacerle caso, todo sería mas fácil. Es que los mensajes están allí, las indicaciones están allí y el ritmo que debemos seguir, al cual nos debemos sumar, está allí presente, solo que no sabemos percibirlos.
Entonces allí parada frente a las personas que practican conmigo los sábados, me preguntaba como hacer para percibir el ritmo del universo. ¿Cuál es la facultad que debemos desarrollar para bailar con la energía y dejarnos fluir?
Cinco sentidos tenemos para percibir mas la mente que interpreta. Solo cuando los cinco sentidos se unen en la percepción y la mente deja de juzgar, sino que simplemente acepta lo percibido tal cual es, logramos comprender el ritmo presente en el momento presente y sumarnos a él.
A veces lo que escuchamos es fuerte pero a veces lo que sentimos en la piel es mas fuerte. Otras veces son las imágenes, lo que vemos. Los olores, aunque no nos damos cuenta, son percepciones fuertes que siempre estamos tratando de moldear (a nadie le gusta oler algo feo) y los sabores creo que son mas débiles generalmente, salvo cuando comemos con atención.
El punto es que los cinco sentidos están activos todo el tiempo (salvo que tengamos alguna minusvalía) con lo cual siempre estamos percibiendo lo que está sucediendo, pero no siempre le estamos prestando atención a ello. La mayoría de las veces le prestamos mas atención al comentario de nuestra mente sobre lo que percibimos, que a lo que percibimos.
Entonces lo mas importante es llevar a la mente a un estado donde no juzgue lo que se percibe, sino que acepte, incorpore, se abra y sume sin tratar de acomodar la realidad a la mente sino al revés, abriéndose a la realidad tal cual es.
En ese punto de completa percepción y apertura sin juicio estamos escuchando el ritmo del universo. Si le hacemos caso a eso que está allí, nos sumamos al baile. Si la mente se cierra y comienza con el “esto si – esto no”, planchamos toda la noche.
La música que suena no siempre nos gusta, a veces el universo nos da mensajes que no son exactamente lo que queríamos y bueno esa es la práctica, mantener la apertura y bailar con la mas fea.




Próximas Actividades

Sábado 29 de Septiembre – Clase Teórica del Mes
La energía de la primavera, la relación con el hígado y la vesícula, los enojos y frustraciones, la indecisión, el viento, el sentido de la vista y la capacidad de ver.
10 a 11hs. Práctica de tai chi de primavera – 11 a 11.30hs Meditación y charla.

CLASES REGULARES DURANTE OCTUBRE
Por favor, inscribirse previamente a taichidelparque@gmail.com

En barrio Chateau Carreras – 1, 2 o 3 veces por semana, vos decidís cuando.
Lunes y Miércoles 18.30 a 19.20hs. / Martes y Viernes 8.30 a 9.45hs.

En el Parque de las Naciones (cerca de la pista de skates)
Sábados de 10 a 11.30hs. Clase abierta a todo público, costo $25 por clase.

Próximamente…
Salida de Campo – Día de Práctica Intensiva de Chi Kung y Meditación
En Octubre realizaremos esta salida que hacemos todos los años, esta vez nos vamos a Tanti a practicar junto al río. Esta práctica es abierta a todo público, principiantes bienvenidos!
Los temas de esta práctica serán: la energía femenina, la alineación mente-corazón y el accionar desde la energía universal.

Gracias, los espero!

25.9.12

Beneficios del tai chi y la práctica de las Formas

Comparto con uds. esta linda animación de la forma estandarizada yang de 24 movimientos.


En general se sabe que el tai chi chuan es un arte marcial y que también es una disciplina terapéutica que ayuda a mejorar la salud.

A partir de esto, los practicantes siempre preguntan sobre los beneficios para la salud específicos de cada ejercicio. La explicación de que el tai chi chuan trabaja sobre el flujo de energía que corre por los meridianos liberando bloqueos y tensiones a veces no es suficiente para satisfacer a los mas curiosos. En función de las conclusiones sobre este tema realizadas por dos maestros (citados al pie de este artículo) recopilé la siguiente lista de movimientos de la Forma 24 y sus respectivos efectos en la salud.

● Inicio, equilibra el yin y el yang.
● Partir la crin del caballo salvaje trabaja sobre la vesícula biliar, estomago y bazo.
● La grulla blanca expande sus alas ayuda al sistema nervioso central y la columna, favorece la expansion de la energía y la apertura del pecho.
● Cepillar la rodilla beneficia al corazón, tracto digestivo inferior y desórdenes estomacales.
● Tocar el laúd sirve para tratar desórdenes digestivos.
● La defensa del mono favorece a los intestinos, vesícula biliar e hígado.
● Coger la cola de gorrión, presionar y empujar benefician el intestino grueso, pulmones y el enraizamiento.
● Látigo simple alivia las articulaciones con artritis, beneficia al hígado y tracto digestivo.
● Mover las manos como nubes calma la mente, limpia los pensamientos y las emociones, favorece el enraizamiento.
● Palmada alta al caballo beneficia al hígado.
● Patada con talón favorece riñones y estómago.
● El doble viento golpea las orejas ayuda al hígado.
● La serpiente que repta ayuda a los intestinos y riñones.
● El gallito de oro se para en una pata favorece las funciones del bazo y el equilibrio.
● La dama de jade teje en la lanzadera beneficia al intestino delgado y el corazón, limpia la mirada.
● Clavar la aguja en el fondo del mar  eleva la energía hacia la columna.
● El abanico trabaja sobre páncreas y estómago.
● Avanzar, bloquear, desviar y golpear trata todas las glándulas del cuerpo.
Cierre, ayuda a descender la energía al dantien.

------------------------------
Fuentes:
“Tai Chi Society” del Maestro Kellen Chia, http://www.taichisociety.com/taichi-healing-postures.html
“Taiji World Martial/Healing Arts: Bringing people together all around the worlds” de Erle Montaigue, http://www.erle.co.uk/Articles/TAIQIGON.html

Este artículo fue publicado originalmente en 2007.



21.9.12


MEDITACION y ZENDALAS
Nos sentamos a meditar y a dibujar

Dibujar un pequeño zendala cada día es una excelente práctica meditativa. Ayuda a focalizar, a relajarse, lleva muy poco tiempo y puede hacerse en cualquier lugar y en cualquier momento.

Lunes 24/Sept – 15 a 18 hs.
Barrio Chateau Carreras

20.9.12

Lo que quiero vs. Lo que es

Cuando en mi mente quiero una cosa y la realidad es otra, surge un conflicto. Lo que quiero versus lo que es, la pelea del siglo.


Este conflicto es la fuente principal de estrés.  El apego al deseo y el rechazo a la realidad es algo con lo que convivimos constantemente.

La mente es especialista en crear cosas, ideas, imágenes y expectativas. La realidad no le presta mucha atención a la mente, entonces la realidad suele resultar bastante diferente. Cuando lidiar con esta realidad es trabajoso y cuando soltar las ideas mentales es muy difícil, estamos complicados.

Entramos como en un loop de desgaste, el cerebro queda tildado como cuando se cuelga el Windows. No cierra, aunque hacemos clic sobre el botón “terminar procesos” igual no cierra. Seguimos dándole vueltas al tema!

La energía que gasta el cerebro en este proceso es infinita, es realmente mucha. Cuando pasamos días enteros rechazando la realidad, el cerebro gasta y gasta energía tratando de acomodar la realidad a su imagen mental. Si! Nuestra mente, en esta situación, intenta acomodar la realidad externa a las ideas internas! Obviamente es imposible y por eso gasta energía sin fin, en un proceso que no tiene solución.

Ese gasto energético, el conflicto constante genera estrés, desgaste físico, cansancio, intolerancia, inestabilidad emocional, y muchos etcéteras.

La única solución posible es soltar las ideas mentales y aceptar la realidad tal cual es. Confiar que mas allá de la propia mente, hay un universo creador que no está en contra de uno, todo lo contrario, el universo conspira a favor nuestro. La mente ordinaria es realmente limitada, crea de manera limitada. El universo es infinito, crea de manera expansiva, evolutiva, para favorecer el crecimiento y el aprendizaje.

Así que confiemos que la realidad tal cual es, es la necesaria para que sigamos avanzando por este camino.


Imagen: Pencil vs. Camera by BenHeine

17.9.12

Ocupar el cuerpo


Maldito cuerpo doloroso. No queremos ocuparlo. Por supuesto, en él están las enfermedades, los dolores, los rollitos, la grasa, las emociones, los pensamientos tortuosos, las heridas, las cicatrices, las pastillas, etc.

Ocupar el cuerpo es muchas veces, ser lo que uno no quiere ser. No se por que tenemos en la mente este tema de la perfección. Alguien nos explicó las cosas mal (o entendimos mal) y creemos que debemos alcanzar algún tipo de perfección. Bueno, el cuerpo nos aleja bastante de la perfección porque en él depositamos todo, absolutamente todo y es como un almacén de imperfecciones.

Bienvenidas sean las imperfecciones!

La perfección objetiva como se entiende en la visión occidental del mundo, no existe. Si, si, ya está, te enteraste: la perfección no es real. Los chinos, a través de su teoría del yin y el yang, nos dicen que el equilibrio perfecto existe durante una milésima de segundo y luego desaparece para dar paso al cambio y a la transmutación de energía necesaria para que todo siga en movimiento.

El budismo nos dice que la perfección es así tal cual estamos. Si, así tal cual estás, estás bien. ¿Cuál es el parámetro? No lo hay. Creemos que hay un parámetro, los mandatos sociales / familiares nos dicen cual es, pero no es real. Cuesta mucho trabajo, auto-observación y perseverancia desprenderse de los modelos externos, de “eso que se dice”. Pero en algún momento se logra y empezamos ver que así como estamos, estamos bastante bien.

Nos damos cuenta que las imperfecciones no existen, lo que existen son personas, todas distintas, cada una como es.

Y de todos modos entiendo que ocupar el cuerpo el doloroso porque nos presenta muchas veces una realidad que no queremos. No queremos estar enfermos, sea la enfermedad que sea, grande o pequeña. No queremos tener sobrepeso, aunque sea poco, como no queremos tener arrugas, canas, manchas, dientes rotos y tantas otras cosas. Tampoco queremos sentir envidia, celos, odio, enojo, tristeza, ansiedad, sueño, cansancio, picazón. No queremos tener piojos, caspa o cualquier otra cosa en la cabeza.

Son muchas cosas las que no queremos pero esas cosas están aquí ya, en el cuerpo, así que mucho no importa lo que ahora quiero sino lo que ahora soy. Lo que quiero está en mi mente, lo que soy, lo soy, es real y está aquí y ahora.

Entonces la práctica es soltar la mente y aceptar el cuerpo.

Bastante difícil, si ya lo se. Estimado lector, yo recorro mi propio camino y mas de una vez he deseado dejar mi cuerpo y volar libre, sin ese peso. Pero también en un momento comprendí que este plano, esta tierra en la que habito, me requiere en cuerpo y alma. Para poder hacer algo debo hacerlo a través de mi cuerpo. Nada podemos realizar si no es con el cuerpo. Este plano de existencia funciona a través del cuerpo, tangible, real, sólido, y esa es la única forma de cumplir la misión que cada uno tiene en la vida y aprender lo que cada uno debe aprender en esta vida.

Así que, bienvenido al cuerpo!

Ocupa el cuerpo y corta el rollo mental. Una y otra vez, sueltas los pensamientos, sueltas el rollo y vuelves al cuerpo, tantas veces como sea necesario. Nada sale bien la primera vez, se necesitan muchas repeticiones para aprender y fijar algo nuevo. Entonces puede que te lleve un tiempo, pero vale la pena.



12.9.12

Ritmo

Existe ritmo en las infinitas actividades que gobiernan la existencia de todo ser vivo.
Es un flujo de movimientos ordenados armónicamente. ~Wikipedia.

Mi respiración, mi ritmo.

Mi vida, mi ritmo. [Sic] Respeta mis tiempos.


El universo respeta el ritmo de cada uno de nosotros. La pregunta es: cada uno de nosotros ¿respeta su ritmo? No.

Muchos no conocen ni su propio ritmo. Siguen el ritmo del tráfico por las mañanas, luego el ritmo de la persona dominante en la oficina, el ritmo del mozo en el restaurante donde almuerzan, el ritmo somnoliento de la tarde y el de la TV por las noches.

Las personas se encuentran cansadas o con energía de sobra. Cuando no seguimos el propio ritmo, algo falta en la vida: la armonía natural. Fuera del propio ritmo, nos desarmonizamos.

Lento o rápido, no hay velocidad correcta. Muchas veces, pocas veces, no hay cantidad correcta. El ritmo propio posee un patrón único. Perfecto, armónico con el propio cuerpo.

Porque el ritmo no lo marca la música, no lo marca ningún sonido, no lo marca la marea o la luna, no lo marca las estaciones, el corazón ni tampoco otra persona.

El ritmo lo marca la respiración.

Siente tu respiración y sabrás la velocidad de tu vida. Haz consciente tu respiración y harás consciente tu vida. Profundiza y serás profundo. Lentifica e irás lento.

Obsérvate respirar, reconoce tu ritmo.

Publicado originalmente en 2011.


Chi kung con música

Mas que una clase, un experimento en el que buscamos poder seguir el propio ritmo, utilizando la música como estímulo externo. La música nos lleva, nos atrae a su ritmo… en esta práctica estamos atentos a la música pero sin dejar que esta gobierne nuestros movimientos, sino que nos movemos siguiendo la respiración.

Mientras avanza la práctica, reparación, música y movimientos se van armonizando y finalmente sentimos como nada gobierna sino que todo fluye en unidad. Cada elemento del universo cede para sumar al todo, nosotros somos un elemento y nuestro aprendizaje es poder sumar.

Rock, pop, tango, mantras, un poco de todo. La música nos espera.

Viernes 14/9 – 19.30hs. barrio Chateau Carreras.
Confirmar asistencia y solicitar mas info a taichidelparque@gmail.com

10.9.12

Dónde anclar la mente

Una diferencia importante entre la gran cantidad de técnicas y métodos de meditación que existen actualmente es dónde cada uno de ellos ancla la mente.

Anclar la mente se refiere a qué hay que prestarle atención durante esos minutos de quietud en los que uno se dispone a meditar.

Las tradiciones hinduistas nos indican que podemos anclar la mente concentrándonos en la repetición de un mantra o sonido interno. También podemos utilizar una imagen (símbolo, mandala, yantra) y anclar la mente concentrándonos en ésta.

El taoísmo nos dice que podemos anclar la mente concentrándonos en el chi o energía vital que circula por el cuerpo, principalmente observando el dantien inferior, ubicado debajo del ombligo, centro energético donde se reúne la energía del cuerpo.

Estas dos tradiciones también nos enseñan a anclar la mente en el movimiento y en las posturas (qigong, yoga, asanas y mudras).

Las corrientes budistas y zen enseñan a anclar la mente en la mente. Observamos los pensamientos sin intervenir en ellos y los dejamos pasar, sin generar apego o rechazo a los mismos. Otro punto de anclaje son las sensaciones y el cuerpo.

Todas las tradiciones orientales enseñan a anclar la mente en la respiración y esta es la técnica básica para comenzar a meditar. Simplemente sentarse quieto unos minutos y mantener la atención en el aire que entra y sale del cuerpo y cada vez que nos sea posible, luego de desconcentrarnos, llevar nuevamente la atención a la respiración.

Algunas escuelas del zen utilizan los koans para anclar la mente, unas adivinanzas aparentemente absurdas y casi sin solución inmediata que intentan desestructurar la mente ordinaria para llevarla mas allá.

En el zen también se utiliza la contemplación y atención plena al momento presente como elemento de anclaje. Es bien simple, solo debemos estar atentos a los que está sucediendo alrededor y en uno mismo, de manera relajada y receptiva. Es bien difícil de lograr!

El punto es que a la mente hay que disciplinarla. Para lograr concentración, hay que practicar concentración. Para lograr atención, hay que practicar atención. La mente es muy dispersa y saltarina, va de un pensamiento a otro sin motivo ni lógica y pasa de la plena concentración a la dispersión total en milisegundos.

La práctica de la meditación nos permite mejorar la atención y la concentración y también adquirir la capacidad de darnos cuenta cuándo estamos desconcentrados y dispersos para volver al momento presente cada vez mas veces.

No es que debemos estar siempre atentos y concentrados de manera obsesiva sino que debemos darnos cuenta que la realidad, lo real, es lo que nos rodea en este momento, el piso, la silla, las personas, la computadora, el aire que respiramos. Los pensamientos, las ideas, los recuerdos, ahí a donde se va la mente puede ser más o menos lindo que la realidad pero no es la realidad.

La meditación nos lleva a pasar mas tiempo en lo real.

Cuando tenemos la posibilidad de practicar en la naturaleza, un hermoso punto de anclaje es el sonido de los pájaros que con cada piar nos recuerdan el aquí y ahora…

Comparto con uds. estos sonidos de pájaros para meditar: 




4.9.12

Sorpresas


Nos atamos constantemente a expectativas: quiero esto, de esta forma y en este tiempo. Cuando eso no se da, nos frustramos, nos enojamos, nos sentimos defraudados.

La mayoría de las veces, las expectativas no se cumplen. El universo funciona a nuestro favor pero tiene el tremendo trabajo de coordinar en favor de todos y eso significa que lo que creemos que va a ser no siempre termina siendo.

A veces, en el camino que recorremos nos encontramos con dificultades inesperadas que no queremos que estén allí, entonces nos endurecemos, nos cerramos, creemos que esa posibilidad no traerá nada bueno. En esa falta de apertura no podemos ver más allá de nuestro propio malestar y probablemente nos perdemos el aprendizaje. La dificultad volverá a surgir en el camino hasta que aprendamos de ella, entonces esconder la cabeza bajo la tierra nunca es la solución. El camino más difícil es siempre el que aporta mayores bondades.

Abrirnos a que nos pases cosas, buenas, malas, no tiene importancia, porque en un punto dejamos de etiquetarlas. Nos pasan cosas, estamos dispuestos a eso y entonces la vida nos sorprende. Surgen cosas que no esperábamos, aprendemos y evolucionamos.

Realmente en el universo todo es posible y puede suceder lo opuesto a lo que quieres. Abrirse a eso hace la vida mas fácil, menos dolorosa, más entretenida, mas sorprendentemente viva!





Próximas Actividades

VIERNES 14/Sept: Chi Kung con Música 
Nuestra práctica habitual de chi kung pero con música actual. Un experimento en el que aprendemos a dejar pasar los impulsos y a la vez a sumarnos al ritmo del universo.

Clase abierta, no hacen falta conocimientos previos. 
Costo $30. Confirmar asistencia, cupos limitados.

DOMINGO 30/Sept: Tai Chi con Espada  
La práctica con la espada nos ayuda a aprender como llevar la energía mas allá del propio cuerpo. Aprendemos a cortar, a suavizar, a ver mas allá, a mantener el foco…

Requisito, saber algo de tai chi.
Lugar: Cerro Blanco. Consultar por mail! taichidelparque@gmail.com

PROXIMAMENTE: Taller de Meditación Zen y Zendalas 
Un taller en que practicamos las técnicas básicas de meditación (con mantras, posturas e imágenes) y fluimos en el dibujo de los Zendalas como expresiones de la meditación.

Los espero! Gracias por leer!

Clases regulares en septiembre, octubre y noviembre

Sábados, en el Parque de las Naciones, 10 a 11.30 hs., cerca de la pista de skates. Costo $25 por clase.

Lunes y miércoles 18.30 hs. y viernes 8.30 hs. en barrio Chateau Carreras. Podes venir 1, 2 o 3 veces por semana. Cupos limitados, consultar disponibilidad y costos por mail.

30.8.12

¿Cómo comenzar a practicar?

Muchas veces hemos abordado el tema de cómo iniciar una práctica y como perseverar en ella. Cualquier práctica, sea tai chi, yoga, meditación u otro tipo de práctica. Existe un deseo inicial que nos lleva a querer participar en alguna clase o en un taller, pero muchas veces no llegamos a concretar ese deseo. Es más, tiempo después nos preguntamos como puede ser que a pesar de hacer tanto tiempo que deseamos comenzar, aun no lo hemos hecho.

La incipiente primavera es un buen momento para comenzar. Sumándonos al fluir de las estaciones, esta época del año nos inspira a renacer, a iniciar. Tal como las plantas comienzan un nuevo ciclo, las personas también buscamos eso.

Se me ocurren estos consejos para darles en este momento…

Primero, soltar: venimos con otra rutina, con otro ritmo… esa rutina hay que soltarla para armar una nueva que incluya la práctica. Si somos madres o padres y creemos que nuestra presencia es imprescindible en la familia, hay que soltar eso para poder tener una práctica individual en la que nos ausentaremos de la casa por un rato. Al principio cuesta pero con el tiempo, uno mismo y los otros verán el cambio, valorarán la práctica y no habrá tanto conflicto como creíamos inicialmente.

Segundo, mantener la determinación: la decisión que tomamos en un momento comienza a flaquear por uno u otro motivo. A último momento siempre se cruza algún acontecimiento, algún suceso que nos hace reconsiderar. En ese punto la determinación es importante, no dejarse superar por las circunstancias y cumplir con la decisión tomada es el punto clave. Hay que invertir en pérdidas, decía el Gran maestro Cheng Man Ching, las ganancias vienen luego.

Tercero, tener en cuenta los costos: una práctica tiene un costo, el primero que vemos es el económico pero hay otros costos. El tiempo que usaremos practicando no lo usaremos para otras actividades. También es un tiempo dedicado a uno mismo que excluye a otras personas. Por otro lado, hay un esfuerzo físico, emocional y mental en la práctica y en el proceso que ésta desencadena. Tener en cuenta esto inicialmente nos ayudará a perseverar y a no encontrarnos con tantas sorpresas.
HOY ES EL DIA

Los aliento a que comiencen aquello que desean en este momento y cuando se dan cuenta que han abandonado o flaqueado, simplemente sin reproches, sin tantos pensamientos, empezar otra vez. La vida nos da muchas oportunidades, una y otra vez, tantas veces como sea necesario, volvemos a intentar.

Y a los cordobeses los invito, este sábado volvemos al Parque de las Naciones, todos los sábados a las 10hs, un poco de tai chi y chi kung y también meditación.

Gracias!